sábado, 22 de octubre de 2011

APRENDIENDO A VIVIR



                                                 
La vida, es una constante evolución y convulsiona el alma a cada instante , desde el momento en que abrimos los ojos por vez primera e inspiramos ese soplo de vida, porque
 desde que nacemos, vivimos tan deprisa, tan acelerados, nos preocupamos por tantas vaguedades, tan insustanciales, que paradogicamente vamos perdiendo esa sustancia, que la da sentido a estar vivo.
Tomamos caminos, sin rumbo fijo y  empujados por la marea de los acontecimientos  nos vemos arrastrados hacia orillas, que puede que no sean a las que queramos arribar.
Te escribes y reescribes como en un palimpsesto, intentas amoldarte a situaciones, que son incómodas para ti, porque abandonar, abandonarlo todo es tan difícil y duele......duele, porque la costumbre hace mella en nosotros y eso es algo, que no se puede borrar, como no se puede borrar otros lazos que unen y unirán de por vida .
Da miedo empezar a vivir, da pavor sentir que vives y respiras, pero la sensación de volver a coger aire y llenar tus pulmones de vida como ese primer instante en que abriste tus ojos, es realmente maravilloso, aunque el miedo este presente, aunque el miedo te acompañe, porque todo pasa, la vida sigue su camino, irremediablemente, afortunadamente, sin olvidar... porque olvidar, es deshacerte del pasado un pasado
que ha formado parte de tu vida, que ha sido, que fue importante, pero mal administrado.

domingo, 16 de octubre de 2011

BRILLO DE ESTRELLAS


BRILLO DE ESTRELLAS



La tormenta, no sabe, no quiere, no entiende el sollozo,
el amargo sabor de los sinsabores...........
Los vendavales, no disciernen, de luchas de credos
que azota, azoteas de vértigo y miedo..........
Porque conjeturarlo todo, intentar descifrar
lo indescifrable, duele............
Porque las palabras melosas, que no tienen 
contenido no dicen nada...........
Porque yo he construido un mundo ,
a la altura del raso.
Ese mundo, que llena mi alma y mi cuerpo
y que llena espacios, y huecos vacíos,
con brillos de estrellas de tonos metálicos,
que inundan mis ojos y quita mis miedos
y palabras hermosas, que alegran los cauces
del río que corre por mis venas, 
llegando al destino del palpitar..... de un corazón
de senectud de hielo y lo torna joven, audaz y sincero
y devuelve sus aguas a los mares del cuerpo............